Ver Zona de afectación de El Quimbo en un mapa ampliado

lunes, 12 de agosto de 2013

“Esta tierra la luchamos”, líder de la cañada

Mucho de los líderes de Asoquimbo son  adultos mayores, son los más firmes en la  resistencia  porque saben que el valor de la tierra, tiene más que precio pues está es esfuerzo de años de trabajo,  son testigos de lucha que se vivió por años para acceder a ésta.
Luis Alfonso Cadena Perdomo es de esos luchadores. En su rostro está los años de rastro de lucha campesina por acceso a la tierra de los años 80.


Padre de familia de siente hijos, vive con su esposa Cecilia y uno de sus hijos. Es un destacado líder de la Cañada, participó como fundador y fue presidente de su empresa comunitaria la Cañada, también ha sido presidente de junta de acción comunal y es el actual vicepresidente y miembro de Asoquimbo hace  dos años.

Asegura que lo mejor de su  vereda es que productiva, pero con un grave problema del agua, “sin embargo tenemos el Magdalena a un lado de donde se bombea cada vez que necesitan”. Para él las tres empresas son afectadas por la transnacional, “aquí teníamos años atrás un proyecto de Asodama para un distrito de riego por gravedad, pero en el  momento que el Estado dio  la licencia para la represa, se trastornó  la programación de este proyecto, afectando la producción agropecuaria y agudizando el problema del agua”.  Sumado a que como asegura este fundado, la parte baja de la vega del río de las empresas comunitarias se van a inundar con lo que se pierden un promedio de 60 hectáreas productivas.

“Por eso resistimos, hago parte de Asoquimbo porque tenemos una alternativa viable para el sector campesino como es la reserva campesina, hemos visto la realidad y afectación de la multinacional”. Desde que está en Asoquimbo este líder reconoció que no era conveniente venir acabar con la parte del sector agrario donde se produce la comida, “este proyecto no beneficia en nada, puesto que con la licencia y la represa no tenemos derecho al acceso  y utilización del agua del río patria del Magdalena”.
Uno de los asuntos que reconoces Luís Alfonso es que con la represa se  ha cambiado la relación vecinal, entre los que están de acuerdo de negociar con Emgesa y los que resisten; “eso crea discordia y rompe los vínculos comunitarios”.


0 comentarios:

Publicar un comentario